Blogia
Cajón desastre

LA NOCHE NOS ATRAPA

Llegó la noche del día siguiente y trajo algo novedoso: Paula no trabajaba y se había decidido a salir. Otra novedad: no bajaron donde Tasio, fueron a la primera sesión de cine y después al pub de Esteban y Elena. Era pronto y aún había bastante gente. Allí estaban Ángel y Marta. En cuanto las vio aparecer, lanzó aquél la pregunta:

- ¿Echamos un Trivial?

Aceptaron la proposición y se enfrascaron en una larga partida. Trampa tras trampa, Paula sacó el cinco que necesitaba para llegar al queso marrón. Con acertar la respuesta, tendría el primer quesito de la noche. Ángel leyó:

- ¿Qué famoso escritor, amante de España, hizo doblar las campanas?

Paula se quedó pensando y Ana, que lo sabía, intentando encontrar una pista que darle.

- Es premio Nobel- dijo al fin.

Ángel también lo intentó:

- Es guay- malpronunció el final del apellido.

- Tiene dos nietas actrices- añadió Ana.

Paula no supo la respuesta, a pesar de todo, y perdió el turno.

Marta agitó el dado y tiró: un cuatro. Desplazó su ficha hasta la figura del fraile.

- San Floro, patrón de

- No lo digas- cortó Carmen a Ana.

Marta volvió a tirar: de nuevo cuatro. Avanzó: cayó en la casilla naranja.

- En las corridas de toros, ¿qué suerte sigue a la de varas?

Ángel y Ana no pudieron reprimirse y mimaron la respuesta.

- Las banderillas- contestó Marta riendo.

- Lo sabía, ¿eh?- puntualizó después.

Tiró por tercera vez consecutiva: seis. Avanzó hasta situarse en el queso amarillo.

 - ¿De quién...? Ésta no la adivinas- se interrumpió Ángel con una risilla irónica.

- Bueno, tú hazla- respuso Marta, picada.

- ¿Quieres preguntar de una vez?- protestó Ana, impaciente.

- ¿De quién fue abuelo Alfonso XIII?- preguntó Ángel por fin, riendo.

 Su risa fue coreada por los demás.

- Del rey- contestó Marta, medio riendo, medio llamándole tonto.

Y consiguió así su primer queso. Tiró el dado, dispuesta a llevarse el segundo: cinco, casilla rosa.

- ¿Cuántas veces pierde Indiana Jones el sombrero en "En busca del arca perdida"?

Marta se quedó pensando.

- Pues... yo qué sé.

- Di algo, vamos- la apremió Ángel sonriendo.

- Ninguna, ya está.

- Ja, ja, ja. Ninguna, ninguna...

Con dos tiradas más se situó en otro queso: el naranja. No lo consiguió esta vez: desconocía quién había ganado cierta prueba en unas Olimpiadas. No le pesó. Su fallo dio ocasión a Carmen de estrenarse esa noche. El debut fue inmejorable: seis, respuesta acertada y queso amarillo obtenido a la primera tirada. Del queso al fraile, el dado lanzado de nuevo, cuatro y otra vez al fraile, nuevo tirada y casilla del queso marrón.

- ¿Qué fue para Clarín "Su único hiijo"?

- Una novela- repuso Carmen con energía, suponiendo la respuesta.

- Queso- anunció Ángel.

La partida continuó con la misma cantidad de trampas que siempre, pero esta vez, por variar, no ganó como siempre Ana, sino Marta, que apenas podía creerlo, porque nunca la acompañaba la suerte. Entregaron el Trivial a Esteban y, junto con nuevas consumiciones, le pidieron una baraja, pensando echar un tute.

- Yo no sé- dijo Carmen cuando Ángel, ya de vuelta con las cartas, lo propuso.

- Un chinchón- sugirió Ana.

Se pusieron a ello.

No pudieron con Ángel, era su noche con los naipes: menos diez tras menos diez, fue echando a cada una de sus contrincantes; rara vez se apuntaba tantos en positivo, mientras las demás jugadoras excepcionalmente se quedaban con menos de cinco en la mano cuando se cerraba la baza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres