Blogia
Cajón desastre

Chueca An-Dante

Chueca An-Dante

Éste es el nombre con el que se conoce ahora el aparcamiento de Vázquez de Mella, en el madrileño barrio de Chueca.


Diseño, neón y referentes a la "Divina Comedia", de Dante son sus nuevas características. El color rojo predomina en las 108 plazas públicas que se iluminan cuando están libres para reducir el tráfico interior. Un millón de euros costó el rediseño de las instalaciones que firmó la arquitecta italiana Teresa Sapey, al frente de un equipo compuesto por quince personas, trece de ellas mujeres. `Chueca An-Dante´está inspirado en la frase del Canto V "Amor que a nadie amado amar perdona, por él infundió en mi placer tan fuerte, que como ves, ya nunca me abandona". El Ayuntamiento invirtió un millón de euros en remodelar este aparcamiento que asumió la personalidad del barrio de Chueca como punto de encuentro cultural, moderno y funcional. Aunque los primeros plazos apuntaban a que el aparcamiento estaría listo antes de verano, fue en septiembre cuando comenzó a funcionar.

Tras observar el lazo rojo solidario, de grandes dimensiones, situado sobre la rampa de acceso, el visitante, al entrar en la primera planta, puede leer en una pared, en un rótulo luminoso de color rojo, la frase "Amor que ama obliga al que es amado, me ata a tus brazos, con placer tan fuerte, que, como ves, ni a un muerto me abandona", que figura en la obra "La Divina Comedia", de Dante Alighieri. También llama la atención la combinación de pinturas del suelo y que cada plaza dispone en altura de un sensor de color verde que cambia a rojo cuando la plaza es ocupada por un vehículo, de esta forma un conductor puede ver mejor dónde hay un espacio libre para aparcar, al tiempo que se reduce la contaminación en el interior del recinto, porque así los coches tienen que dar menos vueltas para estacionar.

Se añadieron otras novedades como las distinciones de acceso a la planta pública y a las plantas de residentes; las cámaras de grabación en todo el espacio; se cambió el sentido de la circulación para agilizar el flujo de vehículos; los servicios públicos, también adoptaron un diseño innovador al ubicarse junto al puesto de control; y se instaló un lector óptico para controlar las matrículas de los coches de rotación.

El remodelado aparcamiento de la Plaza Vázquez de Mella sigue la línea característica de los trabajos de Sapey: estética, funcionalidad, color, ARTE .

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Raquel -

También hay expuestas fotografías estupendas muy bien iluminadas.

anonima -

Si antes tenía curiosidad, ahora mucha más.
Parece verdaderamente un museo de escultura y poesía, donde no sólo se puede dejar el coche, sino también recrear los sentidos.

Raquel -

¿He hecho bien los deberes?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres