Blogia
Cajón desastre

AÑORANZA (Epístola nostálgica)

AÑORANZA (Epístola nostálgica)

Ahora que estoy lejos, amor, todo mi cuerpo te añora. Añoran mis oídos tu dulce acento, el son dulce de tus palabras. Añoran mis ojos la luz de los tuyos, amor. Añora mi boca tus besos. Añoro el olor fresco de tu piel y su tacto tibio y suave. Añoro el peso de tu cuerpo sobre el mío, el latido de tu corazón sobre mi pecho. Mi cuerpo no existe si no lo modelan tus manos, cuando ellas lo dibujan cobro la conciencia de mí misma, la conciencia de mi cuerpo modelado por tus manos, amor. Ahora que estás lejos, mi bien, te añoro. No me olvides.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Raquel -

Gracias, Kostas.

Kostas -

¡Preciosa foto!.
Ya escribiré algún comentario más tarde sobre el relato.

Raquel -

Es que somos muy jóvenes.
Y además, últimamente me ocurren cosas que me están devolviendo la adolescencia.

Anónimo -

Cuando lo he leido, he recordado mis poesías de la adolescencia.
Moraleja: SIGUES SIENDO UNA DOLESCENTE.

Raquel -

Me alegra que te guste. Peca un poco de dulzón pero creo que todos hemos sentido algo así en algún momento de nuestras vidas.

mónica -

Que bonitoooooooo.....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres