Blogia
Cajón desastre

Psicosis y psicopatía

Psicosis y psicopatía

PSICOSIS: Término general aplicado a los trastornos mentales de etiología psíquíca u orgánica en los cuales se presentan desorganización profunda de la personalidad, alteraciones del juicio crítico y de la relación con la realidad, trastornos del pensamiento, ideas y construcciones delirantes y, frecuentemente, perturbaciones de la sensopercepción (alucinaciones)

PSICOPATÍA: La psicopatía es un trastorno de la personalidad y no  un trastorno mental semejante a la esquizofrenia o a la depresión. En este hecho parece haber un acuerdo entre los diferentes autores, en tanto, por otra parte, un trastorno de la personalidad es un patrón permanente e inflexible de experiencia interna y de comportamiento que se aparta de las expectativas culturales de la persona y tiene su inicio en la adolescencia o principio de la edad adulta. Además, es estable a lo largo del tiempo y produce malestar y perjuicios para dicha persona.

El trastorno antisocial de la personalidad, también denominado psicopatía, sociopatía o trastorno disocial de la personalidad, tiene como característica principal el desprecio y violación de los derechos de los demás. Las personas con este trastorno se caracterizan por despreciar los deseos, derechos y sentimientos de los demás, muestran pocos remordimientos, carecen de empatía, son insensibles. Por otro lado, pueden y suelen poseer cierto encanto artificial. Trastorno antisocial no es sinónimo de comportamiento delictivo. Aunque, por supuesto, no se puede negar la existencia de relación entre ambos términos. La psicopatía supone un claro e importante factor de riesgo para la reincidencia en general y para la violencia en particular.

Se hace imprescindible una identificación lo más clara y concisa posible sobre el trastorno de la psicopatía. Para ello, se evalúa mediante distintos sistemas clasificatorios (DSM- IV, CIE-10, Escala Hare,...). El psicópata no está trastornado mentalmente. Frente a ello, lo que no cabe lugar a dudas es que no estamos hablando de una persona normal, aunque es plenamente consciente de sus acciones.

La psicosis sí es un trastorno mental. La psicopatía, no. Ésa es la diferencia fundamental entre estas dos enfermedades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Raquel -

Sí, la relación de trastornos mentales que se recoge en el CIE-10 se revisa cada cierto tiempo (no frecuentemente, claro, las investigaciones no se dan por acabadas de un día para otro)

anonima -

La verdad es que se sabe muy poco del funcionamiento del cerebro humano, por lo tanto las categorías de enfermedades mentales son muy relativas, porque una persona con psicopatía puede tener rasgos de otras varias enfermedades mentales.
El mundo de las enfermedades mentales, de la neuropsiquiatría en general, es de lo más interesante, aunque en realidad todavía queda mucho por descubrir.
Como en cualquier enferdad física, no hay enfermedades, sino enfermos.

Raquel -

La verdad es que el artículo lo escribí para aprender, porque el post sobre Psicosis y tu comentario me hicieron darme cuenta de que no sabía en realidad nada del tema.

anonima -

He de decirte que me ha gustado, enormenente, tu forma clara y concisa de describir los dos términos.
Como te habrás dado cuenta, seguro que conoces algún tipo con una u otra característica.
Nadie está libre de pecado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres