Blogia
Cajón desastre

Pequeñas reflexiones: ELEGANCIA

Pequeñas reflexiones: ELEGANCIA

La mujer más elegante que conozco no viste ropa de marca, ni lleva bolsos de mil euros, mucho menos unos manolos de a millón. La mujer más elegante que conozco vive en un medio rural, viste con soltura la ropa que le gusta, usa bolsos baratos y zapatos, sobre todas las cosas, cómodos. La mujer más elegante que conozco no se gasta cantidades desmesuradas de dinero en cosméticos, ni mucho menos se plantea gastar lo que no tiene en operaciones de estética innecesarias gracias a su seguridad en sí misma y a su desenvoltura. La mujer más elegante que conozco va como le apetece y a gusto, se quiere, se acepta y se ríe del mundo y de sí misma, nunca de los demás, porque la mujer más elegante que conozco sabe, fundamentalmente, ser y estar, es considerada con los demás, educada, respetuosa, no avasalla, sabe esperar su turno, pedir lo que desea sin imponerlo, agradecer lo que se le da... Sabe sonreír y dice lo que piensa sin ofender. La mujer más elegante que conozco es la mujer madura.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Raquel -

Ésa es la idea que yo tengo de verdadera elegancia.

anonima -

La mujer más elegante que yo conocí fue mi abuela materna, hasta para estar por casa era elegante, acompañada de esa inteligencia que da el sentido común junto con las experiencias de la vida
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres