Blogia
Cajón desastre

AVON LLAMA

AVON LLAMA

"Soy su distribuidora de Avon", ya ha llovido y ha escampado desde entonces. Avon sigue distribuyéndose mediante vendedoras a domicilio (no he conocido aún ningún varón que ejerza de tal con estos productos; deberían  poner cuotas masculinas y establecer por ley un mínimo de contratados masculinos) pero ha ido cambiando con los tiempos y ahora incluso tienen tiendas en las que se pueden adquirir sus productos. Ese timbre que suena, y la frase "Avon llama a su puerta" son parte de la infancia de una generación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Raquel -

Mira qué es malo...

Anónimo -

Escucha:
- avon llama.
- y tú uta.

Raquel -

Pues si no lo pones, me lo tendrás que contar privadamente, porque yo no lo recuerdo.

Anónimo -

Fue y seguirá siendo tan famosa la frase "Avón llama", que siempre hubo algún gracioso al que se le ocurrío el chiste.
No lo pongo porque es impropio de una página púdica.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres