Blogia
Cajón desastre

Curiosidades lingüísticas: APOSTA

Curiosidades lingüísticas: APOSTA
Antiguamente se llamaba posta a cada uno de los grupos de caballos situados en los caminos y que estaban dis­puestos para relevar a otros que corrían -de aquí la pala­bra correos- con la correspondencia y que, por ser los que corrían, se llamaban correos. Los caballos que esta­ban a posta estaban preparados y dispuestos para ser enganchados. De ahí que la expresión signifique hoy día «a propósito, adrede».
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres