Blogia
Cajón desastre

ALERGIA Y MINUSVALÍA

ALERGIA Y MINUSVALÍA

A principio de verano de este año el Congreso aprobó por unanimidad una proposición no de ley presentada por CiU que tiene como objetivo que personas afectadas por patologías como cardiopatías congénitas, cáncer, alergias alimentarias y a látex puedan beneficiarse de las prestciones y políticas que facilitan a las personas que tienen algún tipo de discapacidad.

Según esta proposición aprobada, deberá modificarse el bareo actual de minusvalías para que pueda ser reconocido, declarado y calificado el grado de minusvalía en personas, incluidos niños y adolescentes, con alergias alimentarias y a látex entre otros. La actual legislación dificulta enormemente el acceso a la consideración de minusvalía a los alérgicos. En algún caso sí se ha podido conseguir dicho reconocimiento, pero ello ha sido posible alegando la patología respiratoria o dermatológica del afectado y no su alergia.

En concreto la Proposición no de Ley insta al Gobierno a impulsar que el grupo de trabajo que realiza la revisión de los baremos del Decreto 1971/1999 (integrado por técnicos y representantes de colectivos con discapacidad) concluya con la inclusión de las patologías relativasa a alergias alimenticias y al látex, cardiopatías congénitas y personas con diagnóstico de cáncer, en base a la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud, aprobada por la ONU en 2001.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Raquel -

El cartón de litro de leche de soja cuesta entre 1,8 y 2 euros, según el establecimiento.
Y hay cosas que son imposibles de saber a menos que pertenezcas a alguna asociación que te mantenga informada: en cierta ocasión AEPNAA tuvo que informar a sus socios de que los lotes de Pastas Gallo que empezaran por determinados números podían tener trazas de leche y huevo. Si leías la etiqueta de esos productos el único ingrediente era sémola de trigo duro. Además hay que tener en cuenta que Gallo fabrica para algunas cadenas de alimentación que luego ponen en los productos su nombre, como por ejemplo para Unide, eso implicaba que los productos UNIDE cuyos lotes empezaran por esos números determinados tampoco eran aptos para el consumo por parte de alérgicos. Complicado, ¿no? Pero real.

mónica -

Os puedo decir que es cariiisiiimooo, esto aún es reciente yo me gastaba entre 240€ ó 300€ al mes en leche, pero menos mal que solo fué año y medio.

Raquel -

Sí, efectivamente, los productos específicos para alérgicos son muy caros. Baste decir que, por ejemplo, un yogur de soja cuesta 1 euro (comparar con los yogures "normales"), pero además, este tipo de problemas conlleva limitaciones en la manipulación de determinados materiales, y otra serie de cosas que son inimaginables. Ejemplo: hay globos hechos de caseína; algunas marcas de aceitunas contienen entre sus aditivos el E-325, que es de procedencia láctea, etc. Gracias, Makeda.

Makeda -

estoy contigo. Las personas que tienen intolerancia a la lactosa, al gluten y cosas así tiene muchos problemas a la hora de la alimentación, ya que tienen que tomar alimentos que normalmente son el doble o el triple de caros que los normales

Raquel -

La verdad es que dependiendo de en qué grado de sensibilización se hallen, los alérgicos a látes y a alimentos, tienen grandes limitaciones para muchas cosas.

mónica -

Muy bueno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres